Receta para una indigestión anunciada: la nueva Sony A77

Jon Díez Supat Noticias 11 Comments

Demasiados megapíxeles. Ese es el ingrediente indigesto del nuevo vástago de la dinastía réflex de Sony, otra batalla en la guerra de marketing para coronar al que la tiene (la resolución) más grande. Parece la misma historia que le pasara en su día a la 7D de Canon (de 18 mpx), pero esta vez los de Sony se han pasado. Han añadido 6 megapíxeles más al record hasta la fecha en formato APS-C. Así, la multinacional nipona iguala el tope de resolución que ella misma marcó… pero en formato completo, que es un sensor 33% mayor que el que lleva la A77 ¿Tantísimos puntos de información en un tamaño de captura tan limitado pueden traer algo bueno?

Está visto que la tecnología avanza a pasos imparables y no nos cansamos de ver cómo se obran maravillas de ingeniería para que los sensores de alta resolución capturen una calidad de imagen inimaginables hace unos años. Pero la tecnología no puede con todo. La carrera de megapíxeles ha sobrepasado ya unos límites que puede que dé quebraderos de cabeza a más de un usuario que se apresure a comprar la cautivadora Sony A77.

Y es que no será suficiente la factura de unos 1400$ que costará el cuerpo de esta réflex. Si queremos sacarle el mayor partido posible a su sensor, será necesario gastarse muchos cientos y hasta miles de dólares/euros en lograr un equipamiento de objetivos que dé la talla. Los objetivos de focal fija a ciertas aberturas serán los únicos que probablemente consigan esta máxima calidad en las fotos ampliadas al 100%. Mucho más complicado lo tienen los objetivos zoom. Sony ha hecho bien sus deberes con el nuevo “kitero de gama alta”, el 16-50mm SSM, un cristal excelente a un precio contenido de 600 dólares. Pero incluso este objetivo sufre para estar a la altura en todas sus focales y aberturas.

 

Hay bastantes imágenes que se ven con falta de nitidez si las ampliamos al 100%, coincidentes con los diafragmas más abiertos y los más cerrados. Además, la difracción empieza a ser un serio problema a partir de f/8,  ya que la extrema densidad de píxeles no perdona en este aspecto. Este sobresaliente 16-50mm que a f/2,8 o a f/11 captaría imágenes totalmente nítidas en una cámara como la A700 (de 12 mpx), en la A77 se ven “blandas”.  ¿Por qué? Simplemente, los cristales tienen un límite: algunos lo tienen en 12 megapíxeles, otros 16, 18 ó 20 en ciertas aberturas, pero 24 es una marca excesiva… el resultado es como si alargaras una imagen en el Photoshop. Las aberraciones cromáticas son  otro defecto mucho más perceptible con 24 mpx. Sony ha equipado a la A77 con un sistema de corrección automático para este problema pero sólo para algunas de sus últimas lentes.

 

Otro punto débil está en los altos ISO. Sea como sea, meter tantos megapíxeles en un sensor APS-C sin llegar al descalabro en tomas con iluminación baja es todo un mérito. Hay que quitarse el sombrero ante el trabajo de Sony que, con su nueva cámara, se acerca al fantástico nivel que la Nikon D7000 y la Pentax K5, ambas equipadas con un sensor de su manufactura. Sin embargo, la nueva réflex se resiente a partir de ISO 1600 y parece que hace uso de un fuerte reductor de ruido que, aunque presente las fotos más limpias, reduce el detalle que la alta resolución de la A77 podría presentar. Hay algunas fotografías de paisaje que, tiradas a 400 ISO o más y con una abertura pequeña, se van asemejando más a un cuadro impresionista que a otra cosa.  Circulan bastantes test de ISO contradictorios por la red, habrá que ver que dicen los usuarios finales cuando la A77 se asiente en los mercados. Aquí van unos enlaces:

 

 

Tras este breve repaso a los primeros tests fotográficos de la A77 y después de algún atragantamiento es necesario saborear los bocados más suculentos: casi 12 fotogramas por segundo, un nuevo enfoque de 19 puntos, el visor electrónico OLED, un cuerpazo de aleación de magnesio… A buen seguro que esta Sony tendrá un manejo delicioso y, a pesar de sus exagerados megapíxeles, no defraudará a la mayoría. Pero volvemos a la cuestión original: ¿hacía falta tanta resolución? Se podría haber partido de la base del sensor de la A55 y haber mejorado todavía más su rango dinámico, su rendimiento a ISOs alto…

 

Por otra parte, no cuentes con que tu equipo informático de más de dos años sea capaz de afrontar el procesamiento de los archivos RAW gigantescos de la A77 con la misma soltura que lo hacía con la A700. Doble resolución exige un equipo con el doble de rendimiento en CPU, memoria… y comprar otro disco duro para almacenar toda la información. Otra vez el tema de los dineros: tanta inversión extra mucho nos tememos que se lo hará pensar al fotógrafo Sonysta de gama media. 2000$ por el cuerpo y la lente 16-50mm es exactamente el precio del cuerpo de la A850 en alguna tienda online norteamericana. Con una inversión un poco mayor, accedes al apetecible mundo del full frame. Y con mucho menos desembolso, te conformas con la excelente calidad de imagen de una A580 o A55.

 

Aunque el suyo fuera un comentario interesado, a Akira Watanabe de Olympus no le faltaba razón. Para su firma, centrada en los sensores 4/3, 12 megapíxeles son más que suficientes en cuanto a resolución y los avances se han de centrar en el manejo de la cámara, en mejorar el rango dinámico… El sector profesional que necesite más optará por el formato completo. Si decimos 12mpx en 4/3, los límites razonables son 16mpx en APS-C y 24mpx en full frame. ¿Cuánto más forzarán los fabricantes esa barrera?

 

  • Pingback: Receta para una indigestión anunciada: la nueva Sony A77()

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Alex Viñas

    Me imajino a mi tamron 17-50 con esta cámara muy poco utilizable, no? Con la A550 lo veo bastante bien, pero algo ya se nota la falta de nitidez a 50 y a f2,8 con algunos detalles de las caras y no quiero pensar como puede ser pasar de 14 a 24 megapixels.

  • Anónimo

    Ése será el problema de la A77: que objetivos de costo medio que antes se aprovechaban al máximo en un sensor de 12 megapíxeles, en uno con el doble de resolución no estarán a la altura. Seguirán siendo perfectamente utilizables, pero en algunas distancias focales y aperturas se necesitará redimensionar la imagen hasta a un 50% de su tamaño para verlas completamente nítidas en una visualización a tamaño real.

  • Pingback: ¡Más madera, es la guerra! Presentada la nueva Samsung NX200 | MundoKlik, web de fotografía digital()

  • jorge

    Entonces…¿que camara aconsejais…? A700 (ya descatalogada) A850 o A77…?

  • Anónimo

    No creo muy acertado recomendar la A700, una cámara descatalogada que apareció hace más de cuatro años. La A850 también está siendo retirada de los escaparates y, aunque oferce muy buenos resultados, está en una categoría más arriba que los otros dos modelos. El paso a formato completo no debe ser tomado a la ligera y ha de responder a unas necesidades muy concretas, como puede ser el tener la mayor resolución posible para ampliaciones enormes.

    Si eres usuario Sony con una buena colección de objetivos DT, la elección está entre esta A77 o las A580 o A55,  cámaras de gran calidad de imagen pero que están por debajo de la veterana A700 en cuanto a prestaciones. A pesar de los inconvenientes de la sobredosis de megapíxeles, la A77 es la mejor opción de la gama “semi-profesional” de Sony. 

  • Pingback: Panasonic GX1: nueva apuesta de mirrorless de gama alta | MundoKlik, web de fotografía digital()

  • Gustavditter

    de Gustav :  La estoy probando ahora mismo  –  no tiene Flash ,  tampoco existen flash compatibles a ella –  el que he visto   en una tienda de internett deja mucho que desear.

    • Juan

       Pues siento contradecirte pero SÍ tiene flash incorporado…

  • Carlos Miguel

    Compañero, estas pruebas las has realizado tu? o las has encontrado por ahí? puedo dar fe de que muchos rumores, algunos mal intencionados, no tienen nada que ver con la realidad. Si, son 24 Mp y antes de comprarla me lo pensé bastante, esperé que otros experimentaran y luego la probé personalmente, pude haberme ahorrado algún dinero comprando la A580 o la A65, pero lo mismo se decia de la A55 e igual la disfruto todos los días. Pero al tener la 77 en las manos te cambia la intención de compra, es una cámara con todas las letras. Sobre la “necesidad” de usar solo objetivos costosos… recordemos que la linea Alpha de Sony es heredada de Minolta, y existen objetivos de excelente calidad y precios de risa completamente compatibles con las Sony Alpha y con los 24 Mp de la A900 y la A77, por si fuera poco, existen los de terceras marcas (el detalle, contraste y resolución que consigo tanto en la 77 como en la 900 con el Tamron 70-300mm USD a 300mm es equiparable a la de equipos tres o cuatro veces mas caros) y si, si tienes como comprar un objetivo Sony de buena calidad (CZ 24-70, CZ 135mm f1.8, CZ 85mm, STF 135mm……. la lista sigue y son los mejores objetivos del mercado) la combinación no tiene rival. Aclaro, no soy un fan boy de Sony, estaría igual de contento con una Pentax, Nikon, Canon, Olympus, Sigma, quien diga que no puedes hacer exactamente la misma foto con equipos de cualquier marca, 1. deja mucho que desear como fotografo, 2. pierde credibilidad cualquier cosa que diga, pero en estos tiempos hay que ver bien en que gasta uno el dinero y ahí no hay con que darle a Sony.